¿Cómo pensaron esta campaña en tiempos tan difíciles?

Queremos hacer una campaña innovadora, en la que se discutan y muestren las principales inquietudes de los esperancinos, que invite a participar a todos  y que nos permita mostrarnos realmente como somos: vecinos de Esperanza que queremos trabajar para que tengamos todos una ciudad mejor, con una mirada superadora que nos anime a pensar el futuro. Por eso pensamos acciones de campaña que demuestren que se puede pensar la política desde otro lugar, con otras formas y con más contenido, que el vecino sepa que no todo tiene que ser siempre igual.

 

¿Cómo surge el tema de La Casita?

Buscamos algo que transmitiera nuestro mensaje de una manera simple pero nueva, pensamos ¨La Casita” porque tiene mucho simbolismo: nuestra casa como nuestro lugar en el mundo; la ciudad como la casa de todos los vecinos; la importancia del trabajo para hacerla realidad; lo bueno de que puedan participar también los niños: pintándola, decorándola y armándola, haciéndola propia, diferente, pero comprendiendo que si las juntamos hacemos la comunidad, nuestra comunidad. Además porque uno de los ejes de nuestra campaña va a ser el tema del hábitat como política de gobierno, lo que se puede hacer en esta área, que sabemos es muy importante para todos.

En Esperanza tenemos un Instituto Municipal del Hábitat ¿cómo ven su funcionamiento?

Vemos escasos resultados en relación a la gran necesidad de la población, hoy debería ser un área mucho más priorizada. Entre otros temas, carece de recursos técnicos y esto se solucionaría, por ejemplo,  reacomodando personal,  con aportes de otras áreas municipales. Otro problema es que no está atendiendo las necesidades de varios sectores sociales (algunos muy urgentes) porque para empezar a tener mejores resultados se necesita un  diagnóstico real, y acá no lo tenemos. Falta también poner en práctica políticas que ayudarían a reunir fondos locales, para no depender en casi todo de los programas nacionales y provinciales, que a veces llegan y muchas veces no. Nos parece que la pandemia ha puesto en evidencia que sin un hábitat digno no podemos garantizar realmente ni salud ni educación ni seguridad. 

 

¿Entonces la propuesta del Frente Progresista es que se construyan más viviendas?

La construcción de casas nuevas no es la única solución para los problemas de los hogares sin una vivienda digna. Es importante construirlas, pero desde un municipio pueden hacerse muchas más acciones, por ejemplo,  créditos para mejorar o ampliar las viviendas que son deficitarias, bajar el precio de los lotes con servicios, aportar materiales para construir con esfuerzo propio, regularizar títulos como escrituras, facilitar el alquiler de viviendas, sumar el aporte de sindicatos o mutuales, etc. Para poder elegir entre todas éstas y otras muchas posibilidades y ser más efectivos, es urgente hacer entre todos un sincero diagnóstico de la situación en la ciudad para llegar a todos los sectores con dificultades, evitando proyectos que cuestan mucho y solucionan poco.

 

¿Desde el Concejo qué se puede hacer?

Entre otras cosas, exigir más transparencia y efectividad: que el Instituto Municipal del Hábitat cumpla con los informes obligatorios de lo que recibe y hace; que se lo acondicione para que aporte soluciones más adecuadas y que elabore un Plan de Hábitat a mediano plazo. Hay un abanico de posibilidades que otras ciudades cercanas han puesto en marcha de manera muy efectiva,  que acá se podrían aplicar perfectamente.